Grandes resultados que consolidan al equipo

Grandes resultados que consolidan al equipo

La quinta prueba de la Supercompetición de Escuderías de MundoGT pintaba bien para los chicos de Cyberspeed, ya que tanto Daniel Felipe como Bruno Rodríguez presentaban buen ritmo de cara a carrera. En clasificación, Daniel lograba una merecida sexta posición, seguido de Bruno.

Ya cuando comenzó la carrera, un fallo bastante común en Gran Turismo se cebó con Daniel, quedándose clavado en la parrilla de salida junto a Raúl de ASM. Pero junto a este percance, también se sumó un incidente con Qeto333 y MayFlow21, que se tocaron con el piloto de Cyberspeed. Esto, junto a la presión de los integrantes de varios equipos, hizo que se realizara un reinicio para brindar una nueva oportunidad a los pilotos afectados.

En la segunda carrera, ocurrió el mismo fallo, pero esta vez sin golpes. Sin duda, una pena para Daniel, que partía con opciones de lograr un gran resultado. “Una decepción importante la verdad, no poder participar después de todo que trabajamos con el setup y después de conseguir tiempos tan competitivos, sentí una gran impotencia al no poder correr. A pesar de todo muy contento por mi compañero Bruno que acabó con un podio que podría haber sido doblete.”

Bruno lograba partir sin problemas, escalando las dos posiciones de los pilotos afectados, y finalizando la primera vuelta, adelantó a Waky_RC, que con este movimiento también perdía posición con Qeto333.

Con el paso de las vueltas, Bruno fue acercándose a los tres primeros, que con la lucha, perdían cada vez más tiempo. Una vez llegada las paradas en boxes, pararon los líderes salvo el piloto de Cyberspeed, que aguantó una vuelta más que sus rivales. Efectuada la parada en boxes, Bruno consiguió salir en tercera posición por delante de abb_jog y pegado a ASM_Bertux, al que consiguó pasar tras varias curvas.

Finalmente, la carrera finalizó de forma positiva para Cyberspeed, con un gran segundo puesto de Bruno, lo que supuso un aumento considerable en la puntuación del equipo, aunque la permanencia era prácticamente imposible. “La clave  la carrera ha sido el monoplaza. Se nota de dónde venimos y a lo que estamos acostumbrados. En cuanto nos ponen este tipo de coche con circuitos  rápidos y técnicos somos capaces de sacar un buen setup y por lo tanto, ser competitivos. Estamos seguros de que en la siguiente edición seremos más fuerte. Parece imposible salvarnos esta temporada, pero en la Pre-Q seremos más fuertes que en la anterior”, concluye Bruno.

De cara a la siguiente (y última) carrera de la competición, los ánimos en Cyberspeed estaban por las nubes, y aunque fuese muy complicado, los pilotos pelearían en pista para mantener el equipo en la División Plata.

La última prueba la corrieron en Fuji con dos vehículos distintos, el Dodge Viper SRT y Chevrolet Corvette C7. En esta ocasión Eduardo Vaamonde y Daniel Felipe serían los pilotos que defenderían los colores del equipo, pilotando un Viper y un Corvette respectivamente.

En clasificación, Daniel mostró un ritmo espectacular, consiguiendo una magnífica pole position, pero Eduardo no fue capaz de superar la undécima posición.

En la salida, Daniel salió peor que Fusty, piloto de Project One, cayendo a la segunda posición. Por su parte, Eduardo fue ascendiendo posiciones en un grupo bastante grande, posicionándose en el octavo lugar, pero no por ello continuó rodando tranquilo.

Daniel fue recuperando tiempo al líder, hasta que logró rebasarlo para volver a liderar la carrera. Ya en la primera parada, Daniel Felipe intentó cambiar la estrategia, cargando a tope el tanque de gasolina en el primer paso por boxes, pero esto le costó perder unos preciados segundos que le mandaron a la quinta posición, luchando en pista por ascender plazas, y por tanto, perdiendo aún más tiempo. Por su parte, Eduardo alargó más la parada, y tras varias vueltas, entró en boxes cuando marchaba en sexto lugar.

Con el paso de las vueltas, las luchas se sucedían, y los pilotos cada vez iban más nerviosos, hasta que un desafortunado incidente le causó daños en su Viper luchando por la séptima posición, haciendo que finalmente finalizase en XX lugar, en lo que el piloto califica como una carrera decepcionante. “Para el espectador ha sido una carrera espectacular, pero personalmente para mí fue bastante decepcionante. No había ritmo para estar arriba con Dani, pero sí para buscar el top 5. Una mala clasificación y algún que otro movimiento poco deportivo por parte de algunos compañeros me ha dejado mucho más abajo de lo que me gustaría. Una pena.”

En las primeras posiciones, Daniel fue subiendo posiciones, pero pese a ir con estrategia cambiada, no fue suficiente, ya que incluso haciendo dos paradas, no fue suficiente para hacer frente a las tres de ASM_Raul y a las dos de Waky_RC, por lo que finalmente acabó en una magnífica tercera posición. “No ha ido tan bien como esperaba, la estrategia no fue ideal y el tráfico hizo que perdiese ritmo tras las paradas. Aun así, bastante contento con el resultado.”

Finalizado el campeonato, cada vez son más las ganas de los representantes de repetir en la próxima edición, incluso animando Daniel Felipe a nuevos pilotos a inscribirse. “Ha sido la consolidación del equipo, hemos conseguido un ambiente genial y esto solo puede ir hacia arriba. Seguro, estaremos luchando por entrar en la próxima edición y quién sabe si podremos dar la sorpresa. Solo decir que ojalá esto dure mucho tiempo y siga habiendo un ambiente tan bueno como hasta ahora, ¡esto acaba de empezar!”

“Queda la sensación de que podríamos haber hecho mucho más, los resultados no han acompañado pero tenemos la idea de volver y demostrar lo que en verdad valemos”, puntualiza el director y piloto de Cyberspeed, Eduardo Vaamonde.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *